Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 7, 2016

El Aro, un pueblo olvidado por dios, masacrado por el paramilitarismo.

Reportaje periodístico de Luis Carlos Pulgarín Ceballos.



En la "Jhonson", navegando por el río Cauca y a lomo de mula, subiendo a lo alto por la cordillera que conduce al Nudo del Paramillo, llegamos a El Aro, un caserio -en los confines últimos de Ituango- que parece un pueblo fantasma. Imposible no recordar el eterno Comala de Juan Rulfo. 




El Aro es un Pueblo olvidado por la mano de todos los dioses, donde sólo hace presencia la bota militar, donde el ejército se ha apoderado de fincas y casas de víctimas para acantonarse; donde se respira el miedo permanente ante la amenaza paramilitar; donde no cicatrizan las heridas de la masacre de octubre 1997. Donde hay total seguridad de que sí, Alvaro Uribe Vélez tiene que ver con esta masacre, pues, dicen ellos, el ex gobernador estuvo en un Helicoptero rondando el corregimiento mientras los paramilitares realizaban su recorrido de sangre, tortura y muerte. 



Un pueblo que subsiste gracias a los cultivos de coca; un pueblo donde se si…

José Miguel Vivanco a manteles con los cancerberos del régimen y la impunidad colombiana

Hace tiempo que lo venía sospechando: José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, le estaría haciendo el favor a la ultraderecha latinoamericana.
Por: Luis Carlos Pulgarín Ceballos / Democracia en la Red.
Ha puesto la otrora confiable e independiente ONG de derechos humanos al servicio de los intereses capitales de una ultraderecha fascista y salvajemente neoliberal representada por personajes tan nefastos como los herederos de Carlos Andrés Pérez en Venezuela (herederos golpistas tipo Leopoldo López y Henrique Capriles), y los funestos ex gobernantes de Colombia Andrés Pastrana; Belisario Betancourt, Cesar Gaviria, Álvaro Uribe y, ahora, el bachiller Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, que se suma a esta jauría de hienas colombianas que en sus respectivos gobiernos llenaron de lutos e impunidad el país y hoy pretenden hacer de defensores de las democracias ajenas.

Nueva Poesía colombiana para el posconflicto

Nueva Poesía colombiana para el posconflicto
Selección y comentario: Luis Carlos Pulgarín Ceballos

Ríos de tinta habrán de regarse en la escritura de la memoria histórica. Los cortesanos de la muerte, mismos ideólogos de la guerra temen a que, una vez los guerreros depongan sus armas, sea develada la verdad de su criminal función durante tantos años de barbarie. En nuestro tránsito de la guerra hacia la paz, el relato de los acontecimientos que habrá de construirse necesita de artistas y creadores políticamente comprometidos con la verdad y la no repetición de los hechos; para ello tendremos que acudir al testimonio no explorado por los historiadores, periodistas, escritores y  artistas del régimen que tenderán, sin duda alguna, no sólo a invisibilizar los muertos causados por su hegemonía de siglos en el poder, sino que también a extender mantos de obscuridad que ahoguen la justicia. Mientras se empiezan a escribir esas historias que marcarán el horizonte de una paz sin impunidad, le…