8/8/16

Nueva Poesía colombiana para el posconflicto

Nueva Poesía colombiana para el posconflicto

Selección y comentario: Luis Carlos Pulgarín Ceballos


Ríos de tinta habrán de regarse en la escritura de la memoria histórica. Los cortesanos de la muerte, mismos ideólogos de la guerra temen a que, una vez los guerreros depongan sus armas, sea develada la verdad de su criminal función durante tantos años de barbarie. En nuestro tránsito de la guerra hacia la paz, el relato de los acontecimientos que habrá de construirse necesita de artistas y creadores políticamente comprometidos con la verdad y la no repetición de los hechos; para ello tendremos que acudir al testimonio no explorado por los historiadores, periodistas, escritores y  artistas del régimen que tenderán, sin duda alguna, no sólo a invisibilizar los muertos causados por su hegemonía de siglos en el poder, sino que también a extender mantos de obscuridad que ahoguen la justicia. Mientras se empiezan a escribir esas historias que marcarán el horizonte de una paz sin impunidad, les dejamos estos versos, voces nuevas de la poesía colombiana que invitan a la reflexión, también al análisis crítico y necesario de lo que ha sido la perversidad de la guerra.

VIII

El anciano cayó herido mortalmente
Una bala perdida
Una bala asesina
Una bala de guerra
dijo entonces:
“Cuiden al hombre especie en peligro de auto extinción”
Jorge VALENCIA VILLEGAS (Manizales, 1948).
Actor, dramaturgo, fundador y director de Bataklán Teatro de Bogotá.


I

Prometo decir la verdad,
Prometo develar los secretos
Prometo contar las balas faltantes
Y encontrar los cuerpos desaparecidos,
Dijo el asesino cuando recibió la Cruz de Boyacá.

II

Quererte siempre
Desearte libre
Anhelarte fresca
Soñarte desnuda,
En labios de todos
Verdad esquiva.
Sin harapos que cubran tu cuerpo,
Sin tapujos que nublen tus ojos,
Sin mentiras que enluten el alba
Así te añoramos inermes
Paz Colombiana.

Luz Aleida PRADA GUEVARA (Bogotá, 1986)
Lic. en español y lenguas extranjeras.


IMPUNIDAD

Sobre frías y húmedas tierras
reposas, inanimado,
cobijado de injusticia
con tu conciencia ausente
abatido por las sombras
van transcurriendo por su cuerpo
el tedio de las horas
mientras un ejército de pequeños habitantes
marchan implacables
arrebatando a su paso
lo que dejo tu verdugo
sin reclamos, ni sollozos
y tu alma expectante
anhela la victoria
sobre la impunidad

María Alejandra GARCÍA MOGOLLÓN (Bogotá, 1983)
Directora de la Fundación Cultural El Laberinto Coroza, Sucre, Colombia.


I

¿En qué punto del orbe
podrá construir su nido
la paloma de la paz?

II

¿qué forma a qué:
las milicias a la guerra
o la guerra a las milicias?

Debanny MARÍN (Belén de Umbría, 1948 – Bogotá, 2013)
Pintor y poeta de Urabá.
Poemas tomados de la revista “Altazor, Antología de la Campaña, Un Millón de Poemas Contra la Guerra, la Impunidad y el Olvido, Bogotá, 2010.


1 comentario:

  1. Si la paz fuese tan fácil de perdurar, no hubiese muertos por doquier, si la paz gobernará con honestidad habría más educación, si la paz se empoderara de justicia habría más solución , si la paz se despojara de la habaricia y el poderío, Dios vendría a proveernos con abundancia y verdadera paz.

    ResponderEliminar

Paula, la estudiante problema

Crónicas desde 40/40 Paula, la estudiante problema . Por: Luis Carlos Pulgarín Ceballos P aula va a un colegio público en el sur...